jueves, 7 de enero de 2010

A ti...

A ti, el que no ha entendido y se empeña en regresar,
A ti, el que sigue presente en mi mente y ausente en mi cama,
A ti, el que me persigue hasta en sueños pero es incapaz de detenerse a escucharme,
A ti, a quien me obligué a olvidar y me preocupo por recordar,
A ti, a quien sabiendo imposible siempre busco “la posibilidad”,
A ti, que has permanecido intacto en cada recuerdo pero cambiante en cada deseo,
A ti, el que pintaba castillos azules mientras desdibujaba el futuro en mi corazón,
A ti, que me hiciste entender que una duda no sabe de razones, que cada mentira duele más que la anterior y que no hay dolor más fuerte que ese que no se puede contar,
A ti, con tu boca perfecta, con tus brazos siempre dispuestos, con tu cabello desordenado y con ese empeño frenético en romper siempre las reglas.

Debo decirte que…

Hay regresos que no son bien recibidos,

Hay camas enormes pero ocupadas,
Hay palabras que debes aprender a escuchar,
Hay recuerdos imposibles y posibilidades que se recuerdan,
Hay deseos inconfesables y por ende inalcanzables,
Hay distintos colores para empezar a creer y el verde, definitivamente, es más bonito que el azul,
Hay por qués que es mejor ni conocer, siempre es mejor saber el para qué,
Hay mentiras que duelen pero hay verdades que matan,
Hay dolores que destruyen sueños pero hay sonrisas capaces de crear vida,
Hay imperfecciones en cada uno de nosotros, en los de antes, en los de mañana, pero hay amores que definitivamente lo superan todo y te dan el regalo de volver a empezar…

Para siempre fue mucho tiempo….

2 comentarios:

  1. El verde es definitivamente más bonito que el azul... y se ríe más. Hay errores que uno no se permite cometer otra vez, ni siquiera con ímpetu adolescente. te amo!

    ResponderEliminar